actualidad/política

Fuera de nuestra isla, malditos!

Fish and Chips

Fish and Chips

Después de pasar una semana en el Reino Unido, asistiendo a un curso de idiomas, me ha resultado muy evidente que el principal “tema” de actualidad es la inmigración. Lo llamativo es que el problema aquí es la inmigración intracomunitaria, sino la que viene del exterior. A los que vienen de fuera les tienen controlados, con respecto a los comunitarios sienten que sus fronteras son un coladero. Este miedo es el principal combustible que alimenta a aquellos que proponen salir de la UE.

Cuatro de los cinco días en los que he estado aquí el periódico llevaba en portada temas relacionados con los inmigrantes. La noticia con la que abre hoy The Times es que “Cameron propondrá un descenso drástico en los beneficios sociales para hacer el Reino Unido menos atractivo para los inmigrantes”. Mi profesora de inglés me lo decía con total naturalidad durante nuestras clases de conversación: “Con la crisis en el sur de europa miles de personas vienen a trabajar aquí, y eso hace que nuestros servicios sociales bajen de calidad… la sanidad, la educación, no tenemos dinero para todos”, “hay millones de personas que vienen de turismo sanitario, no pagan la atención sanitaria pero los médicos les atienden igual”. Finalmente añadía, bastante preocupada, “y además esto es muy pequeño, ¡no tenemos sitio!”.

La realidad es que el número de inmigrantes comunitarios ha subido significativamente en los últimos meses, tal como señalaba hoy mismo una noticia en El País: “en el último año la cifra de inmigración neta (los que entran, menos los que salen) fue de 260.000 personas, y eso supone una subida interanual del 43%, que es la segunda mayor desde que existen registros”.

Otra realidad, bastante menos comentada que la anterior, es que de acuerdo con un estudio de la University College of London, los inmigrantes que llegaron a Reino Unido desde el año 2000 generaron contribuciones fiscales positivas al país. Es decir, lo que pagaron en impuestos fue mayor que lo que recibieron del estado en forma de beneficios sociales.