viajes

Un fin de semana en la Sierra de Francia

Este fin de semana he estado en la Sierra de Francia, en un pequeño pueblo que se llama Mogarraz. Toda la zona forma parte del parque natural de Las Batuecas-Sierra de Francia. Se llega en unas tres horas y algo desde Madrid, la mayoría del camino por buenas carreteras. Si buscáis la ruta en Google Maps es posible que os mande por Bejar algo que, según los ancianos del lugar, jamás deberíais aceptar. El mejor camino es Madrid-Avila-Salamanca-Mogarraz.


Ver Sierra de Francia en un mapa más grande

El pueblo de Mogarraz es realmente bonito. De los pocos pueblos en España que han sabido conservar su estructura original, sin destrozar su urbanismo con mamotretos erigidos sin ton ni son. La arquitectura es muy singular: casas estrechas de piedra, normalmente con una cuadra o garaje en la planta baja y dos plantas de vivienda a las que se sube por empinadísimas escaleras.

Además de Mogarraz, otros cuatro pueblos de la zona están declarados conjuntos histórico-artísticos por su arquitectura: La Alberca, Miranda del Castañar, San Martín del Castañar y Sequeros. Solo me faltó por visitar Sequeros, del que no puedo hablar, pero respecto al resto puedo decir que merecen la pena.
Mogarraz

Si vas a visitar el pueblo antes de octubre de 2012 podrás encontrar en sus calles la exposición Retrata2. Es un proyecto realizado por Francisco Maíllo, un pintor del pueblo. A las manos de Maíllo llegó un día el archivo de Alejandro Martín Criado, que en 1967 fotografió para el carnet de indentidad a toda la población adulta de Mogarraz. Tomando como base estas imágenes, el pintor retrató a todos los vecinos y los cuadros están colgados en las casas donde vivieron.

La primera impresión es algo tétrica, pues uno intuye que muchas de esas personas ya fallecieron y parecen espectros guardando sus viviendas. Sin embargo es una manera interesante de conocer la historia de cada casa y de cada familia y parece ser que en el pueblo están encantados con el proyecto.

Retrata2

También puede ser que te encuentres al cerdo de San Antón paseando tranquilamente por la calle. Este gorrino llamado Antón forma parte de una antigua tradición recuperada hace un año por la peña que organiza las fiestas. Ellos compran el cerdo, que vive libremente en el pueblo alimentado por los vecinos. Por las noches el alguacil del pueblo lo guarda en una cuadra y lo vuelve a sacar al día siguiente. Antón hace su vida tranquilo hasta que llegan las fiestas, momento en el que se rifa entre todos los que quieran participar en el sorteo. Con el dinero recaudado se comprará un nuevo chancho, al que por lo visto quieren llamar Antón II.

Una de las cosas que se pueden hacer por allí, por supuesto, es caminar por el monte. Hay miles de rutas por la sierra, una de las más sencillas y bastante agradable es la del Camino del Agua. Es una ruta circular con salida y llegada en Mogarraz pasando por Monforte de la Sierra. Es una senda fácil, que discurre en su mayoría entre árboles y riachuelos y además tiene la particularidad de que está “adornada” con esculturas de conocidos artistas que te vas encontrando por el camino.

Camino del Agua

Otro lugar que no te puedes perder es la Peña de Francia, una de las cimas más altas de la sierra, desde la que se pueden disfrutar unas vistas impresionantes.

Peña de Francia

Si tienes suerte es posible que veas alguna cabra montesa. Nosotros sorprendimos a una madre y su cría buscando comida entre algunos desperdicios que algún indeseable había dejado por allí.

En el Santuario que hay en la colina se puede observar un ejemplo de que el famoso lenguaje de los SMS que usan los adolescentes no es tan nuevo y que, en el fondo, casi todo está ya inventado.

Santuario de la Peña de Francia

También se puede comer bien, como es lógico. Nosotros estuvimos en un lugar llamado La Abadía de los Templarios, en La Alberca. Allí podrás probar el cabrito asado si llegas a tiempo… Cuando nosotros llegamos ya se había terminado. También es muy recomendable el restaurante Mirasierra, en el propio Mogarraz.

Si quieres probar un plato distinto (pero MUY distinto), atrévete con el Limón Serrano. Es un plato típico que consiste en carne de cerdo con huevo, jamón, ajitos, naranja y limón. Tela.

Para dormir puedes probar en la propia Abadía, que también es hotel, o en el Hotel Villa de Mogarraz, que además tiene SPA!